Buscar en este blog

domingo, 7 de abril de 2019

Reseña #123 "DMZ" de Brian Wood y Riccardo Burchielli (Cómic)


Título: DMZ - Libro 1
Autores:Brian Wood y Riccardo Burchielli
Editorial: ECC
Nª de páginas: 304
Fecha de lectura: 6 de abril al 7 de abril. 

Opinión personal

El guión de Brian Wood y el trabajo de Burchielli al dibujo componen la obra de DMZ, serie del sello Vertigo. En esta reseña vamos a tratar nuestras impresiones sobre el tomo uno, recopilatorio de los números 1 al 12. 

Una primera aproximación al tomo nos presenta una hipotética pero probable situación de segunda guerra civil americana y sus consecuencias para la población. Un escenario no muy lejano que podría darse en cualquier momento para un ciudadano de EEUU y, es este hecho, el que asusta y atrae a partes iguales. Se trata de una obra bien planteada y pensada, no nos habla de un futuro distópico que se inicie por una catástrofe natural  u otro asunto, sino que es realista, algo que se puede dar.

En un futuro cercano, la zona de la isla de Manhattan está en conflicto con New York. Al margen de ellos, en plena devastación, la gente sobrevive como si se tratara de una ciudad en asedio. El desorden y el caos impera y sus calles no son nada seguras. Se han creado barrios, facciones dentro de Manhattan que controlan áreas. El medio de comunicación Liberty News del lado opuesto, envían a un famoso reportero y un becario para cubrir un reportaje en la zona hostil para ellos de Manhattan. Aquí, nos presente a Matty Roth, el protagonista. El becario sobrevivirá a una llegada accidentada en la que sólo él quedará con vida. A través de Matty conoceremos a Zee, enfermera que lo salva y guía sus primeros pasos por Manhattan.

En este primer tomo, nos muestran la verdadera cara de los gobiernos que puede darse tanto en una situación de conflicto o quizás no, en el tratamiento de la información hacia sus ciudadanos. La prensa es el instrumento. La manipulación de los medios es tal, que la prensa tiene control para dejar fuera lo que escape a sus intereses, contando lo que quieren y obviando lo que les perjudica. Matty, gracias a su pase de prensa podrá acceder a áreas, mantenerse seguro y tener ciertos privilegios que hasta la misma gente de Manhattan no posee. En estos primeros capítulos, se puede observar cierta evolución del personaje. Su puesto de becario deja de ser tal y se convierte en reportero de guerra improvisado queriendo retratar todo lo que no sabe su bando sobre el contrario. En definitiva, quiere desmentir todas aquellas patrañas que la prensa ha interiorizado en la gente de New York.


Si bien es cierto que el protagonista es Matty, se podría hablar perfectamente de protagonismo coral, pues son los personajes y grupos con los que se cruzan los que crean el universo de pequeñas historias que dan una visión de conjunto a la historia principal de DMZ.


Se nota el conocimiento geográfico de Manhattan del guionista Wood, está muy bien recreado y detallado sobre cómo podría quedar tras una guerra. En alguna ocasión, ha comentado que se ha documentado de libros de reporteros de guerra y quería que la historia fuera la visión de uno de ellos. También es de destacar el trabajo de Burchielli, recrea de manera genial la ciudad, esa devastación, los entornos, la peculiaridad de los personajes en sus rasgos.


En conclusión, un arranque espectacular de una serie que tiene mucho que ofrecer en siguientes tomos que consta en un total de cinco, en la edición de ECC, contando el presente tomo.

Recomendada.


miércoles, 3 de abril de 2019

Índice de reseñas de libros de la editorial Minúscula


En esta entrada mostraré las reseñas que publiqué de los libros del catálogo de esta editorial. Los libros no seguirán un orden específico. Si pinchan sobre el título les llevará a la entrada de la reseña en una ventana nueva. En caso de que no se produzca este hecho es por que tengo el libro en la biblioteca pendiente de leer y reseñar.

1. "Quemaduras" de Dolores Prato.
2. "La casa de 1908" de Giulia Alberico.

martes, 2 de abril de 2019

Reseña #122 "La casa de 1908" de Giulia Alberico


Título: La casa de 1908
Autora: Giulia Alberico
Editorial: Minúscula (Colección Micra)
Nª de páginas: 152
Fecha de lectura: 30 de marzo. 

Opinión personal

La casa de 1908 fue publicada en 1999 y junto a otros dos relatos más formaban parte de Madrigale. Este libro fue el debut literario de Giulia Alberico. La editorial Minúscula publica este relato en su colección Micra. En esta colección, también encontraremos la obra genial de Quemaduras de Dolores Prato.

La historia está narrada desde el punto de vista subjetivo y limitado de una casa que ve pasar en el interior de sus paredes hasta tres generaciones durante el siglo XX en Italia. No sólo resulta original el punto de vista del narrador, es decir, la casa, sino también el modo de Alberico por tratar de darle vida, conciencia e incluso sentimientos de protección, cariño, preocupación por sus dueños que la habitan. En definitiva, de darle alma. Su conocimiento de las cosas se basa en ser testigo muda e inerte de los acontecimientos que ocurren en su interior: nacimientos, muertes, alegrías, tristezas, amores, etc... Ella atesora muchos secretos de todo lo que se ha vivido tras sus muros y lo que sucedió en el exterior lo conoce por conversaciones de sus dueños.

"Me gustaría hacer algo por ella, pero ¿qué? ¿Puede una casa consolar? ¿Puede la materia hallar caminos para tocar el corazón o la mente? Al fin y al cabo, soy un conglomerado de ladrillos, vigas, cemento". Página 42

La casa se presenta al principio de la obra. Nos comenta que fue construida en 1908 y su dueño es Leandro quien la imagino y la llevo a cabo en el plano material. Leando junto a su esposa argentina Teresa vivirán toda su vida bajo su techo, viéndose sustituidos por sus generaciones venideras. Así conoceremos a Aurelia, Ana María o a Marcella. Se podrá dar cuenta el lector de estas líneas que los nombres femeninos tienen un peso grande en la trama y es que, realmente, son las mujeres las que se encargan de la casa a lo largo de las generaciones mientras los hombres parten al frente durante la guerra o a la capital a a proseguir sus estudios universitarios. La historia del linaje es contada por la casa de modo no lineal, conforme interesa presentar a los personajes durante la trama. En ocasiones, es la evocación de un recuerdo unido a un objeto el que da pie a que se entremezclen las historias que mantiene la casa en la memoria. He aquí otro punto importante del libro y se trata de nuestra relación con los objetos. La nostalgia de una época pasada, el recuerdo de una persona unido a ese objeto, son cosas que nos unen con un hilo invisible a esos objetos materiales. ¿Qué sería del presente sin recordar nuestro pasado? Los objetos nos traspasan emocionalmente y en ocasiones, nos transcienden. La casa y los objetos que la conforman llevan impreso la huella y personalidad de sus dueños en vida. Esta es probablemente la reflexión final de esta obra de Alberico. 

Alberico nos entrega un relato bello y que se lee con placer, lejos de un lenguaje rimbombante. Una historia que nos narra la línea familiar de Leandro y como testigo permanente, su casa, pero que también nos habla de un tiempo político, social, histórico de una Italia atravesada por la guerra y la supervivencia de ella. Un relato que nos hace detenernos y pensar quizás en nuestro presente y el legado que dejaremos a las futuras generaciones.


Sobre la autora

Giulia Alberico (San Vito Chietino, 1949) reside en Roma. Ha publicado novelas, ensayos y relatos como Madrigale (premio Arturo Loria 2000), Il gioco della sorte, Come Sheherazade, Il vento caldo del garbino, Los libros son tímidos (premio Torre Petrosa 2008) y Grazia. © Minúscula

Empieza a leer...(Extracto del libro) 

Sigueme...