Buscar en este blog

viernes, 11 de enero de 2019

Reseña #95 "La tormenta de nieve" de Lev Tolstói.

Título: La tormenta de nueve
Autor: Lev Tolstói
Editorial: Acantilado (Cuadernos del Acantilado, 41)
Nª de páginas: 88
Fecha de lectura: 9 de enero al 10 de enero.

Opinión personal


En 1856, Tolstói escribe "La tormenta de nieve" siendo ésta de sus primeras obras. La inspiración para escribirla surge de su experiencia personal en años anteriores en la milicia de la que formó parte en el Cáucaso. El resultado es un relato breve donde la naturaleza es la indiscutible protagonista y los personajes son un mero grupo coral, incluido nuestro protagonista, del que apenas conocemos datos. Solo se sabe que es un aristócrata que necesita viajar en plena noche y con urgencia a un destino atravesando una estepa en plena tormenta de nieve. Se desconoce los motivos de tan apremiante viaje en el que su vida llega a correr riesgo y está en juego. Nuestro protagonista, ira acompañado de Alioshka y su cochero. Durante el relato, los personajes estarán perdidos y desorientados sin encontrar el camino a su destino, convirtiéndose el viaje en una pesadilla de manto blanco donde la muerte acecha cual sombra.

Lo más destacado de la obra es la ambientación que Tolstói logra transmitir, así como las ricas y abundantes descripciones del entorno y todo lo que acontece. Narra una situación límite y desesperada en pos de la supervivencia; el miedo a morir congelados y la sensación de impotencia ante la fuerza imponente de la naturaleza contra las frágiles armas del ser humano para defenderse.

"Y continuamos con ese mismo trote lento, ya evidentemente campo a través, a veces sobre una nieve profunda y porosa y a veces sobre un hielo puro y quebradizo". Página 9

El pasaje en que el protagonista queda dormido y rememora sucesos acontecidos en su pasado es un contrapunto al ambiente blanco y nevado, pues en él todo es cálido y luminoso sucediendo en verano. No obstante, la muerte hace aparición en su sueño, indicio de su temor en su situación real y presente ante la tormenta. Resulta interesante la transición que hace Tolstói con este suceso, el contraste que quiere imprimir al relato y la maestría para llevar a cabo la transición en la trama y se sucedan fluidos los acontecimientos. Sin duda, estamos ante los primeros pasos de uno de los grandes maestros de la literatura rusa y universal.


miércoles, 9 de enero de 2019

Reseña #94 "Los espectros" de Leonid Andréyev.


Título: Los espectros
Autor: Leonid Andréyev
Editorial: Acantilado (Cuadernos del Acantilado, 29)
Nª de páginas: 72
Fecha de lectura: 9 de enero.

Opinión personal 

La historia abre con el personaje de Pomerántsev. Él es un hombre que ha perdido la razón y cree que junto a San Nicolás vuela por las noches a hospitales en busca de curar enfermos. Su estancia en la clínica psiquiátrica nos abre la puerta a conocer otros enfermos con todo tipo de alucinaciones y delirios: un enfermo que toca incansablemente a las puertas, otro cree tener enemigos en todas partes que lo persiguen y lo acechan, entre otros.  Estos enfermos están a cargo del doctor Sheviriov y una enfermera.

Andréyev ha sabido condensar en unas pocas páginas el camino de vida tortuoso de estos enfermos. Se narra con sutileza la rutina de los pacientes y cómo se manifiestan sus enfermedades complicando su existencia, llegando a padecer sufrimientos y frustraciones que, solo a veces, el doctor es capaz de reconducir. No hay nada violento en la trama, los sucesos no son traumáticos ya que los pacientes escogidos para el relato no sufren problemas que los lleven a la autolesión, o hacer daño a otros. Todo el ambiente es sereno la mayor parte del tiempo.
"Se tendió en la cama. La tristeza, como si fuera un ser viviente, se posó en su pecho y le clavó las garras en el corazón. Así permanecieron ambos, estrechamente unidos, mientras fuera, en el jardín, caían gruesas gotas de nieve derretida, y todo era claridad, luz radiante". Página 31

Durante el día, el doctor cumple rigurosamente con su trabajo, pero las noches las pasa bebiendo en el bar Babilonia, donde es conocido por el personal y la clientela que lo frecuenta. No se menciona los pensamientos internos del doctor, verdaderamente tampoco es necesario. Andréyev dibuja una delgada línea de frontera entre la realidad y la locura. Se plantea la cuestión si acaso la realidad no necesita en pequeñas dosis algo de atrevimiento para alcanzar la felicidad. Entiéndase no mantener una racionalidad total que ahogue el ser. 

"Y mientras bebían se percataban de que la vida sobria que habían llevado hasta entonces no era sino una mentira, un engaño, de que la verdadera vida, la real, estaba allí, en aquellos lindos ojos bajos, en aquellas exaltaciones del sentir y el pensar, en aquel vaso que alguien acababa de romper, derramando sobre el mantel un vino color de sangre".  Página 43.

En conjunto, estamos ante un relato con un planteamiento interesante que invita a la reflexión sobre un tema, como son las enfermedades mentales, que afectan a miles de personas y que la sociedad de Andréyev tanto como la nuestra, no termina, en general, de querer prestarle la atención que merece.

Reseña #93 "Mendel el de los libros" de Stefan Zweig


Título: Mendel el de los libros
Autor: Stefan Zweig
Editorial: Acantilado (Cuadernos del Acantilado, 33)
Nª de páginas: 64
Fecha de lectura: 7 de enero.

Opinión personal 


Un personaje del que ni siquiera se nos menciona el nombre ya que no es transcendente, será el vehículo por el que conozcamos la historia de Mendel el de los libros. Esta novela corta está como dividida en dos partes. Una primera parte nos explica la figura y rutina de Mendel en el café Gluck y en otra, el incidente que lo lleva a acabar recluido en un campo de concentración.

"Dejando a un lado los libros, aquel hombre singular no sabía nada del mundo, pues todos los fenómenos de la existencia sólo comenzaban a ser reales para él cuando se vertían en letras, cuando se reunían en un libro y, como quien dice, se habían esterilizado".
Página 20

Mendel es un personaje excéntrico y vanidoso que apenas tiene contacto humano y solo vive para los libros. Tiene una prodigiosa memoria que le hace conocer al detalle un sinfín de ejemplares y es capaz de dar distintos datos sobre ediciones, precio, etc.. Su rutina consiste en sentarse en una mesa de la cafetería y estar concentrado hasta el cierre en sus libros. Su don es valorado por el jefe del local y posee una amplia cartera de clientes. Precisamente en un intercambio se producirá la tragedia, lo consideran un judío espía ruso y lo envían a un campo de concentración.
 
La obra invita a la reflexión de nuestro paso fugaz por el mundo y lo insignificante que resulta nuestra existencia con el paso del tiempo.

"¿Para qué vivimos, si el viento tras nuestros zapatos ya se está llevando nuestras últimas huellas?". Página 31

Además, nos habla de las consecuencias y absurdo de la guerra, como Mendel, un personaje con un don especial, es dañado y ya no volverá nunca a ser el mismo. Retrata como un personaje pacífico, ensimismado en su mundo interno de palabras, es destruido por la sinrazón de un conflicto que le es totalmente ajeno. A él, como a tantos otros, víctimas inocentes de uno de las mayores barbaries cometidas por la humanidad.

Por último, la obra trata de dar a entender que una vez desaparecidos del mundo, pese los agravios e injusticias que se hayan cometidos sobre nuestra persona, quedaremos vivos en el recuerdo de quien nos trató. Sin embargo, nuestro rastro desaparecerá con la muerte de esas personas. Ahora bien, los grandes conflictos históricos del pasado deben recordarse y educar y concienciar a las generaciones venideras para intentar no volver a cometer los mismos errores.

"Precisamente yo, que debía saber que los libros sólo se escriben para, por encima del propio aliento, unir a los seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de toda existencia: la fugacidad y el olvido". Página 57.

En definitiva, estamos ante otra breve y gran obra del maestro Zweig.


lunes, 7 de enero de 2019

Reseña #92 "La muerte salió cabalgando de Persia" de Péter Hajnóczy


Título: La muerte salió cabalgando de Persia.
Autor: Péter Hajnóczy
Editorial: Acantilado (Cuadernos del Acantilado, 30)
Nª de páginas: 152
Fecha de lectura: 6 de enero al 7 de enero.

Opinión personal 

Esta novela corta nos presenta a un personaje alcohólico que quiere ser escritor y trabaja como peón.  A lo largo de sus páginas seremos testigos de su camino de autodestrucción, las alucinaciones causadas por el alcohol y la necesidad imperiosa de escribir todo lo que surge de recuerdos pasados en su mente porque cree que puedan ser fragmentos aprovechados para conseguir éxito en su carrera literaria.
 
"Es realmente curioso - volví a llenar los vasos vacíos - cómo las ideas sobre el alcoholismo suelen impregnarse de unos tintes peculiares, en la mayoría de los casos humorísticos e indulgentes, [...] en vez de dolor, suplicio y terror, y lo más extraño es, tal vez, que son precisamente los alcohólicos los que alimentan y mantienen esta idea, los que sienten una especie de extraña satisfacción al recordar los pormenores de sus sufrimientos, una vez superados". Página 6

No deja de ser curioso el hecho de que el propio autor tenía problemas con el alcohol. Se convierte así esta obra, quizás, en un reflejo lejano de sus experiencias personales. Quién mejor para escribir sobre un tema que un afectado por el mismo. No son pocos los escritores y artistas que han padecido adicciones, siendo en algunos casos éstas una vía de escape de la realidad  e incluso fuente inspiradora de su arte.

Esta obra es un borrador de escritura de nuestro protagonista, una suerte de lucha consigo mismo por mantenerse sobrio. Nos muestra a un personaje vulnerable que busca ser comprendido. Recuerdos de un amor que podría haberlo salvado, llamada Krisztina y una esposa actual que intenta salvarlo sin éxito. Una mezcolanza de alucinaciones, sentimientos, vicios, que nos dan retazos y vemos a través de ellos la esencia del protagonista.

A nuestro parecer no creemos que la obra sea tan extraordinaria como dicen las críticas. En ocasiones, esa espiral ilógica y devaneos varios hace pesada la lectura. Si bien entra dentro del contexto de la locura producida por el consumo excesivo de alcohol, sentimos que podría haberse enfocado de otra manera.

Sobre el autor

Escritor húngaro nacido en Budapest. Fogonero, peón, asistente de tipógrafo, modelo de artista, vendedor de imágenes de santos, realizó múltiples trabajos a lo largo de su vida, antes de imponerse como escritor, en 1975, con su primer volumen de relatos, que le permitió por fin vivir de su escritura. Fue una leyenda mientras vivió, leyenda que aumentó más, si cabe, con su muerte. Fue un escritor, un erudito, un hombre de conciencia aguda, un intelectual, además de un ser moral y rebelde. La muerte salió cabalgando de Persia, su mejor novela, se publicó por primera vez en 1979. © Acantilado



domingo, 6 de enero de 2019

Reseña #91 "Viaje al pasado" de Stefan Zweig


Título: Viaje al pasado
Autor: Stefan Zweig
Editorial: Acantilado (Cuadernos del Acantilado, 35)
Nª de páginas: 96
Fecha de lectura: 5 de enero al 6 de enero.

Opinión personal


Ludwig, un joven de origen humilde, comienza a trabajar para un empresario de buena posición económica. Éste lo acoge en su casa y allí convive con él y su mujer. Fruto de esta convivencia nacerá un sentimiento de amor no confesado entre la mujer y Ludwig. Un día, el empresario le anuncia que tiene planes de futuro para Ludwig fuera del país, en concreto, unos negocios en México. De este modo, la incipiente relación amorosa entre la mujer madura y Ludwig se ve truncada por el destino. Después de dos años, estalla la Gran Guerra y Ludwig no puede regresar. Por tanto, no serán hasta después de nueve largos años que nuestros protagonistas volverán a reencontrarse.

"Pero el amor solo se confirma de verdad como tal cuando deja de revolverse dolorosamente en el interior de uno, oscuro como un embrión, y es nombrado con los labios y el aliento, cuando se atreve a confesar su existencia".  Página 23

Zweig había titulado realmente esta obra como "Resistencia de la realidad", un título muy apropiado conforme a la trama. Nos narra, como nos tiene acostumbrados, con gran elegancia y un lenguaje que roza lo poético los sentimientos cohibidos del protagonista. El lector es testigo de la tristeza y apatía de Ludwig por su larga ausencia y cómo hace mella en él el paso del tiempo sin ella. Un amor que nació en el seno de lo prohibido y que no llegó a consumarse.

La cultura popular contempla que el paso del tiempo es el mejor antídoto ante circunstancias adversas en la vida, ya sea el fracaso de un amor, el duelo por un ser querido o cualquier otro pesar. El tiempo, como el mar, aminora y pule paulatinamente hasta las rocas más duras, aunque realmente nunca las haga desaparecer. Siempre queda el recuerdo, como una cicatriz. 

La distancia geográfica que impone la realidad a Ludwig es un impedimento para el desarrollo de su relación con ella y poco a poco, la pasión fogosa da paso a un frío pensamiento acerca de la imagen de ella. El paso del tiempo cambia las perspectivas, borra rostros y altera recuerdos. Sin embargo, el corazón, en ocasiones, esconde recuerdos dormidos que pueden ser despertados ante la presencia de lo que se perdió. 

Con todo, estamos ante un relato breve de cómo el amor, la distancia y el paso del tiempo se conjugan y afectan en la vida de nuestro protagonista, pues Ludwig no deja de ser un hombre corriente con pena de amor como el más simple de los mortales. 

Sigueme...