Buscar en este blog

martes, 4 de julio de 2017

Reseña #7 "Valores y Reinos" de Manuel Revilla


Título: Valores y Reinos (Parte 1)
Autor/a: Manuel Revilla
Editorial: Nova Casa Editorial
Nº  de páginas: 526
Comprado por: Colaboración
Fecha Lectura:  Del 2 Julio al 4 de Julio.

Sinopsis

Cuando la pequeña villa de Thelín es atacada por los dragones una noche, nada hacía pensar a la familia del campesino Hiparco las consecuencias que ello tendría. Alertados ante la llamada del conde para auxiliar la villa, él y su hijo mayor Roque caen en una emboscada organizada por los orcos. Sin poder entender qué está pasando, todos los jóvenes de la villa son obligados a unirse a ese despiadado grupo de guerreros que, a órdenes del rey humano Khron, está forzando a todos los condes de su reino a entregarle jóvenes humanos para ser usados como mano de obra en la capital, después de que una extraña locura acabase con buena parte de sus ciudadanos. Nada más comenzar su camino, Roque, Reo, Bénim, Bertrán y Esteban, los cinco hijos de Hiparco, descubrirán el misterio que envuelve el ataque de los dragones, sin llegar a vislumbrar la repercusión que este hecho tendrá en otros reinos.

Opinión personal

Este libro es el primero de una pentalogía que ha visto la luz este pasado mes de Enero de 2017.

El libro comienza con un prólogo con el rótulo de "La Leyenda" que tiene como objetivo darnos unas pinceladas del origen del Universo y el desarollo de las especies, según diferentes crónicas recogidas y recopiladas por un tal Teodorico ( monje astrólogo e historiador). De este modo, conocemos la existencia de los astros y como éstos dieron lugar a las fuerzas del Bien y del Mal, siendo el humano originado por la mezcla de estas dos fuerzas, narrado de una forma hermosa. También se explica como con el devenir de los años el Mal fue prevaleciendo en los hombres, a causa de la envidia y la ambición. Con la llegada de Khron, un humano especial, todo se verá alterado. Inteligente, insaciable de poder, aprenderá todas las artes y magias oscuras y ascenderá a las más altas cumbres del poder y lo más inaudito, descubrirá la fórmula de la inmortalidad. Khron irá conquistando territorios utilizando las fuerzas del Mal, pero cuatros seres del Bien, le opondrán resistencia con un ejército de ángeles. Ambos bandos llevan enzarzados en una batalla desde entonces sin que ningún bando se imponga.

Como indicábamos en la sipnosis, el presente de la obra comienza con Hiparco y sus cinco hijos. Ellos se hacen eco del ataque de un dragón a la villa de Thelin. Cuando oyen las campanas del castillo sonar, Hiparco y uno de sus hijos acuden a la llamada. Ambos caen en una trampa. El ejército orco tiene a la población retenida y buscan a los jóvenes de la villa para llevárselos. Por supuesto, en su lista están incluidos los hijos de Hiparco.

Los protagonistas indiscutibles de la novela son los cinco hijos de Hiparco: Roque, Reo, Bénim, Bertrán y Esteban. Cada uno tiene una personalidad única pero todos comparten la valentía y el coraje suficiente para afrontar las circunstancias por las que atravesarán a lo largo de la novela. También son de destacar otros personajes como: Zione, la maga que controla a los dragones y Greg, el orco que quedó vislumbrado con la cultura humana.

En conjunto, los personajes gozan de un tratamiento excelente. El autor ha cuidado hasta el último detalle, con la intención de dotarlos de un carisma necesario. Todo ha sido pensado, pues esta obra es la base o introducción al mundo que nos quiere presentar el autor con su pentalogía. Bien es cierto que algunos personajes son comunes a otras obras de fantasía, como puedan ser los orcos. La originalidad radica en la diferencia en el pensamiento y personalidad de esta especie. El autor ha creado varias razas de orcos para intensificar los matices propios de las diferencias que conlleva tener una autonomía de pensamiento.

Entre los seres fantásticos que podemos encontrar en esta novela, hallaremos: dragones (criaturas inteligentes que no suelen atacar a otras especies) orcos de diversas razas. Los fuggers que son pequeñas criaturas con un hambre insaciable y una afilada dentadura. Son muy agresivos y atacan todo lo que este en su camino. También a los grunchis unos seres de un metro de altura y un pueblo muy servil considerado inferior a los orcos. Entre otro muchos más que dejamos descubra el lector.

El planteamiento de la obra, como señalabamos, es la introducción a este vasto mundo incipiente. Este primer libro representa el viaje iniciático de aventura y acción que formará y forjara a nuestros protagonistas, pasando de ser unos simples campesinos a unos hipotéticos héroes en futuras obras. Esta obra es pues, el camino, siendo en estos momentos más importante que el destino. La obra deja entrever así, una estructura compleja con un transfondo político, que dará mucho juego en futuros libros. El clímax de la obra llega con un enfrentamiento bélico que involucrará a varias especies y donde se desatarán todas las estrategias de los líderes en conflicto para llevar a su respectivo bando a la victoria. La batalla y nuestros protagonistas están interrelacionados. Este conflicto supondrá un antes y un después en sus vidas y personalidades.

El autor logra mantener la atención del lector con un ritmo adecuado en la narración, intercalando escenas de acción y descripción de los elementos que rodean a la novela. Las descripciones en la novela son abundantes y cuidadas, siendo fácil recrearse en la mente una imagen de los personajes y los lugares. Todas las vestimentas son minuciosamente detalladas, así como las personalidades. Los lugares son igualmente detallados en cuanto a su descripción.

La ambientación también ayuda a la inmersión del lector en la obra. Los castillos medievales en ciudades fortificadas, los bosques con sus seres, las aldeas y villas y demás localizaciones son escenarios que nos transportan a un mundo medieval y fantástico que harán las delicias de los lectores que adoren este tipo de obras. Además el libro cuenta con dibujos de algunos de los lugares más representativos para la obra. Este detalle ayuda a imaginar y construir una idea de su composición.

Sin duda, continuaré con la lectura de su segunda parte cuando salga al mercado.

Esta reseña está hecha por una simple lectora. Todas las opiniones expresadas en esta entrada son impresiones personales.


Sobre el autor


Manuel Revilla Peñaranda (Madrid, 1981). Cursó sus estudios de Ingeniería Técnica Aeronáutica sin desatender nunca su gran pasión por la Historia y la Filosofía, y considera que la combinación de ellas ha sido necesaria para establecer las bases de la que es su primera obra: Valores y Reinos. Más de una década ha dedicado a su escritura con la firme idea de que para crear algo grande, bonito, que desate sentimientos y valga la pena leer, se ha de dedicar el tiempo que se requiera. Aficionado al mundo del cómic y con experiencia en el dibujo técnico, ha añadido además a la obra varios dibujos hechos a mano para enriquecerla. Aprecia las historias antiguas que han pervivido en el tiempo y siempre encuentra, allá donde viaje, un motivo de inspiración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sigueme...