Buscar en este blog

domingo, 23 de julio de 2017

Reseña #11 "Train to Busan" dirigida por Yeon Sang-ho

Título: Train to Busan 
Año: 2016 
Duración: 118 minutos 
País: Corea del Sur 
Director  y guión: Yeon Sang-ho 
Música: Jang Young-gyu 
Fotografía: Lee Hyung-deok 
Productora: Next Entertainment World 
Fecha visualización: 22/07/2017

Sinopsis

Un virus letal se expande por Corea del Sur, provocando violentos altercados. Los pasajeros de un tren KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia.

Opinión personal

La película comienza de una manera pausada, presentándonos a los protagonistas. En concreto, un hombre de negocios y su hija. La relación pende de un hilo, pues es el cumpleaños de la pequeña y el padre tan ensimismado en su trabajo no dedica el tiempo suficiente a su hija. Para recompensarla, le concede su deseo de llevarla a ver a su madre en tren hasta Busan.
En el tren, conoceremos otros personajes. Un marido y su mujer embarazada, un hombre que parece haber perdido la cordura, dos mujeres mayores, un grupo de jóvenes deportistas y su cheerleader.  
 
Aunque los personajes sean estereotipos, están bien logrados. Las actuaciones están bien ejecutadas. Se transmite al espectador la angustia y el temor propio de ver el peligro a morir tan próximo. Los actores han conseguido destacar por encima de los clichés.
  
La película tiene una duración cercana a las dos horas. Durante la mayor parte de la misma, existe una tensión que mantiene al espectador en vilo. El director ha creado esta tensión utilizando un espacio limitado como es un tren.   

Escena de "Rompenieves" (2013)
En 2013, también desde Corea del Sur, pudimos disfrutar de una película que tenía el tren como escenario principal. Nos referimos a "Rompenieves" (Bong Joon-ho, 2013)   En ambas películas, el espacio es un protagonista más que condiciona la trama y a los personajes. Éstos tienen que usar todo su ingenio y valentía para sobrevivir.
 


Ahora hablaremos de los zombies, o infectados como se nombran en esta película. Los infectados en esta película son ágiles, con capacidad de cooperación entre ellos y se contagian por mordedura de uno de ellos. Su transformación es rápida, menos la de algún personaje relevante.. El guionista se ha tomado aquí la libertad de alargar la transformación algo más de tiempo para enseñarnos qué siente ese personaje al ver como se le escapa la vida.

Escena "Guerra Mundial Z" (2013)

En la actuación de los zombies, vemos una clara referencia, a la película de "Guerra mundial Z" (Marc Foster, 2013) en la que formaban una columna para traspasar un muro. En "Train to Busan" tenemos escenas puntuales donde también los infectados se amontonan para lograr un propósito. 



En la película, se tratan dilemas éticos que pondrán a prueba la moral de varios personajes. En algunas ocasiones, comprobaremos que los humanos son más peligrosos que los mismos infectados.

Con todo, la película goza de un ritmo ágil y frenético, repleta de acción trepidante que no tiene nada que envidiar a las producciones hollywoodienses. Se intercalan momentos de tensión con algunos de transicción hacia un objetivo para dejar un pequeño respiro al espectador.

La fotografía es espectacular, así como la banda sonora, dando el toque necesario para crear el ambiente de asfixia propia de estar encerrados en un tren con la muerte a bordo.

Si no han disfrutado aún de esta película, les recomiendo que la vean, no les defraudará. Tendrán dos horas de entretenimiento que no olvidarán fácilmente.

Os dejamos el trailer de la película.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sigueme...